Ayuntamiento

Meteorología mantiene su aviso de temperaturas de hasta 39-40 grados este viernes en el término municipal de Cieza

Cieza.es | 29 de julio de 2021 a las 13:47

Fuentes del Ayuntamiento de Cieza informan de que la Agencia Estatal de Meteorología mantiene su aviso de que este viernes, día 30 de julio, las temperaturas podrán alcanzar los 39 e incluso los 40 grados en el interior de la Región de Murcia, por lo que informa de la existencia de un fenómeno meteorológico adverso de nivel amarillo por altas temperaturas mañana en el Altiplano, Noroeste, Valle del Guadalentín, Lorca y Águilas y la Vega del Segura, incluida la zona de Cieza.

Los principales efectos que puede provocar el calor son respecto a la salud de las personas son calambres musculares (en piernas, abdomen o brazos), agotamiento por calor (después de varios días de calor y sus principales síntomas son debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo), golpe de calor, cuando el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40,6ºC (los síntomas principales calor, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia).

Para evitarlos, las autoridades hacen una serie de recomendaciones:

-Beber agua o bebidas isotónicas con frecuencia, aunque no se tenga sed.

-No ingerir alcohol ni drogas. Evitar tomar café o bebidas con cafeína.

-No realizar comidas copiosas y con grasa.

-En caso de encontrarse mal, cesar la actividad y descansar en lugar fresco.-Adaptar el ritmo de trabajo a la tolerancia al calor.

-Conocer la previsión meteorológica de las olas de calor y el plan de prevención previsto por la Comunidad Autónoma.

-Durante las olas de calor, intensificar la adopción de las medidas preventivas.

-Tratar de evitar realizar las tareas de mayor esfuerzo físico en horario de máxima carga solar, así como las tareas pesadas y peligrosas .

-Evitar la exposición solar directa sobre cabeza y cuerpo (ropa, casco y crema de protección solar).

-Evitar trabajos a la intemperie, en el interior de invernaderos y locales no acondicionados, tareas pesadas y peligrosas ante la previsión de elevadas temperaturas.